Jacob-jensen

Beomaster: Cuando el diseñador retó al ingeniero…

...y cambió la historia de la radio

En sus primeros años Bang & Olufsen apostó por conceptos fáciles de utilizar y que proponían diferentes evoluciones técnicas. Pero con el primer modelo "Beomaster" en el año 1964 se produjo un cambio en la forma de diseñar aparatos de radio: Se contrató a un arquitecto (Henning Moldenhawer) que tomó la dirección del diseño. Este cambio se acentuó con la contratación de Jacob Jensen. A partir de ese momento, el diseñador concibió el aparato y retó a los ingenieros a construirlo, y con ello retaba los estándares de la época, tanto a nivel técnico como estético.

Para escribir esta entrada del blog he pasado mucho tiempo revisando información de los modelos  “Beomaster”, modelos que incorporan amplificador y sintonizador de radio. Entre el año 1964 y el año 1995 se pusieron a la venta nada menos que 15 familias de Beomaster.

¿Qué hace especial a cada Beomaster? Cada uno aporta algo único. Aprenderemos a valorarlos, tanto por su belleza que supera el paso de los años como por los adelantos técnicos que nos trajeron y que hoy nos parecen cotidianos.  

Familia Beomaster 900: 1965-1971

La familia 900 tenía los siguientes modelos:

  • Beomaster 900K y Beomaster 900M, sin altavoces (1965)
  • Beomaster 700 (un altavoz) (1965)
  • Beomaster 900 RG Compact, con tocadiscos beogram 1000F (1968)
  • Beomaster 1400M y K (1968-1971)
  • Beomaster 1600M y K (1971-1973)

Henning Moldenhawer aprovechó la libertad que ofrecía el gran avance técnico de la época - el transistor- para salirse de los estándares del diseño previos.

El chasis se construyó como una doble H, donde tenías un compartimiento de alta frecuencia, otro de intermedia y uno de potencia. Y todo apantallado con aluminio, por lo que lograba también una separación de radiación entre estas partes. Logrando un conjunto muy plano.

Por primera vez se realizaba un diseño de baja altura con los altavoces integrados en el mismo marco, a ambos lados, haciendo evidente el sonido estéreo que podrían proporcionar.

Los modelos 1400 y 1600 fueron la evolución (menos estilizada) de un equipo de diseño de TV. Destaca el aluminio plateado que lo enmarca. Mejoraban el  rendimiento al utilizar  los nuevos transistores de silicio que sustituían a los de Germanio  Y, como ayuda al usuario, incorpora 4 presintonías de FM, que B&O ya había incluido muchos años antes en otros modelos de válvulas.

Beomaster 900

 ¿Qué lo hace especial?

  • Este diseño cambió la historia de la radio. A partir de ese momento, las demás marcas utilizaron el diseño más plano, y empezaron a ver a Bang & Olufsen como una marca de referencia en diseño.

  • El Beomaster 900 cambió la historia de Bang Olufsen. Le dio una fama internacional y le permitió el salto al mercado europeo.
Beomaster 1000 y beogram 1000
Beomaster 1000 y beogram 1000

Beomaster 1000: 1966-1972

El Beomaster es el primer modelo HI-FI de la compañía, siguiendo los estándares de la época. Sólo se construyó un modelo, que incluía una radio FM y una potencia de 2x20W. Algo que a mediados de los 60 era potente: Se incluía un nota en la parte posterior indicando que los altavoces podían dañarse si no soportaban este nivel de potencia.

El diseño recogía el concepto de “teclas de piano” que era popular en las radios europeas, aunque aportaba algo novedoso: Las teclas se situaban en la parte superior del aparato y estaban marcadas con símbolos en la parte superior y en el frontal, lo que permitía ser utilizado en una mesa o en una estantería. ingenioso.

Podía conectar dos pares de altavoces, dos reproductores de cinta y un tocadiscos (aunque requería un preamplificador para éste último).

Al cabo de unos años, este modelo se rediseñó. Supuso el “debut” de Jacob Jensen como diseñador de B&O. Exteriormente se sustituyeron las teclas blancas por otras de color negro, más elegantes, y a nivel técnico se actualizó de forma importante, sustituyendo los transistores de germanio por silicio e incorporando de serie, esta vez si, el preamplificador para el tocadiscos.


¿Qué lo hace especial?

  • Es el primer equipo completo “Hi-FI” de Bang & Olufsen.
  • Aprovechó el diseño existente, las “teclas de piano”, pero lo adaptó y lo hizo suyo, dándole mayor versatilidad.
  • Supuso el primer diseño de Jacob Jensen para Bang Olufsen.

Beomaster 5000: 1968-1972

Tras la caída de demanda en la industria cinematográfica (donde B&O había demostrado su gran capacidad técnica), B&O decide avanzar en otras líneas de producto. Una gran apuesta fue por la Alta Fidelidad, a nivel profesional pero también trasladándolo a uso doméstico. Realiza un encargo claro a Jacob Jensen: "Queremos lanzar el mejor aparato de alta fidelidad del mundo, con diseño europeo".  Y lo logró. El resultado fue el Beolab 5000 como amplificador, y el Beomaster 5000 como sintonizador de radio.

Incorporó muchas características avanzadas y electrónicamente no se repararon en detalles y todo tipo de esfuerzos. Además, cada aparato era testado de forma exhaustiva individualmente. (test que se entregaban a cada comprador en un informe). 

Una vez más el estilo limpio ocultaba la complejidad interna del aparato, y trasladó muchos controles en la parte posterior: Muting level, nivel de grabación, salida de amplificadores, o segunda salida a grabador de cinta.

Para aportar más precisión se lanzó una nueva innovación: Se sustituyeron los botones de sintonización por un mecanismo de medición similar a una regla ("slider"). Esta innovación se extendió a futuros modelos y rápidamente a la competencia. Además de aportar precisión, resultaba muy fácil de utilizar, y fue una de las bases del “lenguaje” de B&O.  Luego veremos el siguiente salto, muchos años más tarde, con el Beomaster 1900 y su “touch control”.

B&O utilizó la experiencia de este sistema para construir  líneas de menor precio, pero con mucha de la sofisticación del 5000. El mejor ejemplo es el Beomaster 3000. Y durante un tiempo B&O no sacó al mercado nuevos sintonizadores independientes. Lo retomó con el Beomaster 1700 que por otra parte no pretendía llegar a estos niveles de calidad.

El sistema completo ganó el Premio IF de Hanover en 1967.

Beolab 5000 + Beomaster 5000
Beomaster 5000

¿Qué lo hace especial?

  • La "slider rule" sustituyó los botones tradicionales y supuso un cambio inmediato en los estándares de las radios.
  • Es el sistema de más calidad y su rendimiento todavía destaca en muchos aspectos sobre los actuales.
Beomaster 1200
Beomaster 1200

Familia Beomaster 1200: 1969-1975

La familia 1200 tenía los siguientes modelos:

  • Beomaster 1200 (1969-1973)
  • Beomaster 1001 (1973-1975)

El Beomaster 1200 ubica todos sus controles ubicados en la parte superior, y aporta la mayor “slide rule” de sintonización de B&O hasta la fecha. El Beomaster 1000 ya llevaba algunos controles en la parte superior, pero este modelo los incluía todos, lo que lo hacía muy práctico para colocarlos sobre una consola pero también para colgarlo en la pared.

Este formato “colgable” mantuvo su popularidad hasta la llegada del Beosystem 4500, a mediados de los 90.

Sin embargo, lo más destacable del Beomaster 1200 no era ningún aspecto de diseño o de construcción, sino que fue la pieza central del primer sistema de audio “completo” de B&O. Un sistema "Beosystem 1200" que ofrecía todas las piezas del momento: Tocadiscos de tres velocidades, Reproductor de cinta de dos velocidades (open reel) y una radio AM y FM, con un par de altavoces de doble vía haciendo juego.

El Beomaster 1200 obtuvo una gran popularidad y fue incluido en la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA).


¿Qué lo hace especial?

  • Diseño con todos los controles en la parte superior, primer diseño “colgable"
  • Pieza central del primer sistema de audio, el Beosystem 1200

Familia Beomaster 3000: 1970-1980

  • Beomaster 3000 (1970-1972) y 3000-2 (1972-1977)
  • Beomaster 4000 (1972-1977)
  • Beomaster 4400 y  4401 (1977-1980) 
El Beomaster 3000 fue el primero de una generación de receptores que combinaba los mejores componentes Hi-Fi con la facilidad de uso de una radio normal.  
 
Se lanzó como modelo intermedio entre el Beomaster 1000 y el Beolab 5000. Y con este modelo B&O inicio una división entre lo que llamaba “High Fidelity” (donde estaba el 3000 y el 5000) y la división “Audio”, de buena calidad pero menos potentes y más baratos (aquí estarían los Beomaster 900, 1000, o 1200).  
 
Es un receptor compacto de 40W, de aspecto elegante. Los controles rodantes (sliding controls) aportaban un toque elegante, junto a los botones inferiores, todo ello sobre una superficie de aluminio (mejorando los de plástico del 5000). 
 
Estos mandos permitían controlar todo el aparato y se agrupan de forma lógica para simplificar la utilización del aparato: Dos pares de altavoces, Filtros Hi y Lo, Loudness, canales estéreo, 5 presintonías fm, y selectores para grabador de cinta, y dos tocadiscos (uno magnético y otro cerámico).  
 
Las presintonías se ajustaban por pequeñas ruedas. Contaba con un buen sistema AFC para mejorar la recepción, y a un sistema dual de luces para medir la potencia de señal.   
 
Electrónicamente era muy completo, y a diferencia de otros aparatos de la época, los frágiles transistores de salida iban bien protegidos en un circuito denominado “fusible electrónico”.
Beomaster 4400

¿Qué lo hace especial?

  • La adaptación a un mercado doméstico del Beomaster 5000 a un precio más razonable.
  • Presintonías, AFC, Fusible electrónico: Ultimos avances
  • El Beomaster 4400, aun a día de hoy, ofrece una sensibilidad difícil de igualar.
 
 

Familia Beomaster 901: 1972 - 1978

  • Beomaster 901 (1972-1977) y 800 (1972-1975) (con altavoces integrados)
  • Beomaster 1100 (1975-1978)
  • Beomaster 1700 (1974-1976)

Este modelo marcó el relanzamiento de la gama “audio”, que sin llegar a la de alta fidelidad, ofrecía gran calidad y con estilo siguiendo la última generación de la alta fidelidad.  El primer modelo, Beomaster cumplía este requisito: Tenía un diseño discreto, pero elegante y de lujo.  Era como poder disponer de un pequeño Beomaster 3000.

 

Internamente la electrónica se ensamblaba en una gran placa impresa, reduciendo las conexiones y tableados, y haciendo más eficiente la producción. 


¿Qué lo hace especial?
  • No es barato, pero es una solución de la gama baja de muchísima calidad. Y en lugar de crear otras marcas y otros estilos más sobrios, se aprovecha el estilo elegante de los modelos mayores.   
 

Familia Beomaster 2000: 1974-1977

  • Beomaster 2000 (1974-1978)
  • Beomaster 3400 (1975-1977)

El diseño exterior era grande, similar al iniciado en el Beomaster 1200, aunque la gran “slide rule” se reemplazó con un dial convencional operado por una larga rueda de aluminio. Gracias a su gran diámetro y a la ayuda de dos luces de ayuda, era fácil y suave de sintonizar.
 
Incorporaba 5 presintonías que se fijaban en pequeñas ruedas ocultas bajo una pequeña pestaña en la parte superior derecha.  Incluía también una opción de silenciar el sonido de fondo al sintonizar la FM.  Se podían conectar dos reproductores de cassette y se podía ajustar para copiar en una u otra dirección.
 
La pequeña pero vistosa evolución de diseño (la enorme rueda) no era comparable con la verdadera aportación, en este caso técnica. El amplificador aportaba un nuevo diseño de salida basado en la inclusión de transistores Darlington, que, salvando explicaciones técnicas, mejoraba de forma importante el control del amplificador sobre los altavoces, mejorando mucho la calidad de sonido, especialmente en volumen alto.  
 
La sección de radio también era completamente nueva sacando partido completo a los circuitos integrados.  

¿Qué lo hace especial?
  • Es uno de los modelos “olvidados” de Beomaster que sin embargo aportó un  avance técnico en el amplificador,  base de grandes amplificadores que vendrían en poco tiempo.  
Beomaster 2000
Beomaster 2000
Beomaster 6000

Beomaster 6000 4channel: 1975-1978

A mediados de los 70, parecía que el sonido cuadrafónico sería “el siguiente hito en hifi”.  Como siempre, la falta de estándares y de visión de la industria, provocó que tuviese un éxito muy relativo. No obstante se considera como el precursor del sonido 5.1.
 
El modelo Beomaster 6000 fue el centro del primer equipo cuadrafónico, e incluyó como novedad unos controles metálicos “touch” que de forma ingeniosa movían unas ruedas interiores motorizadas que hacían el trabajo.
 
Le siguió un segundo modelo, cuadrafónico, el Beomaster 3400, que se realizó con la estética del Beomaster 2000. Y se construyeron tocadiscos como el Beograd 6000 que, con la cápsula adecuada, podían reproducir en los 4 canales. 


¿Qué lo hace especial?
  • Este es el centro del sistema cuadrafónico de la marca.  B&O siempre ha estado en la pugna por la mejor tecnología y avances tecnológicos. 

Familia Beomaster 1900: 1976-1992

  • Beomaster 1900 (1976-1979) y 1900-2 (1979-1982)
  • Beomaster 2400 (1977-1979) y 2400-2 (1979-1982)
  • Beomaster 2300 (1983-1984)
  • Beomaster 2000 (1985-1986) y 3000 (1985-1987)
  • Beomaster 3300 (1987-1989) y 3500 (1990-1992)
  • Beomaster 4500 (1989-1992)

En los años 70 las marcas japonesas empezaron a dominar el mercado. Eran modelos en rack, llenos de botones, con un diseño muy “estándar” y con poca facilidad de uso.
 
B&O pidió a Jacob Jensen un modelo en rack similar, algo que el diseñador rechazó en varias ocasiones. Llegó a diseñar un prototipo que destrozó delante del consejo de Dirección. “Tenemos que lograr que los japoneses nos imiten, no al revés”.
 
Y B&O logró lanzar su marca como alternativa a estas marcas japonesas dominantes. El objetivo era llegar aun rango mayor de clientes, a los amantes de la música (más que a clientes “tecnólogos”). La estrategia era complementar su renombrado uso de la tecnología con una evolución más del diseño, bajo un exterior de lineas simples.
 
El primer producto fruto de esta estrategia fue el Beomaster 1900, un aparato plano, elegante, con controles "touch"sensibles al tacto, con aluminio estilizado y bandas de plástico negro de alta calidad. No se parecía a nada de lo que había en el mercado en el momento.  Y este mismo estilo único se traslada a otros productos, tales como el tocadiscos o el reproductor de cassette.
 
Este modelo supuso un nuevo punto de inflexión en la evolución de la compañía y el Beomaster 1900 se convirtió en el producto más vendido de la compañía en los siguientes 20 años y en el más influyente en la historia de Bang & Olufsen
Beomaster 1900
Beomaster 2400

¿Qué lo hace especial?
  • El nuevo estilo elegante que no se parecía a nada de lo existente.
  • Incorpora los controles sensibles al contacto. El usuario sólo pasa el dedo sobre el control para hacerlo funcionar. 
  • Facilidad de uso: Debajo del panel de aluminio se ocultaba un panel de control con los controles secundarios.
Beomaster 2200

 


¿Qué lo hace especial?
  • Estéticamente hereda la estética del 1900 y no parecía aportar mucho, pero esconde en su interior una base sólida para construir modelos “modulares”, que permitió construir modelos que incorporaban cassette (Beocenter 4000) o tocadiscos (Beocenter 3300).

Beomaster 2200: 1978-1979

  • Beomaster 2200 (1978-1979)
  • Beomaster 1400 (1978-1979)
  • Beomaster 1500 (1978-1979)

Este modelo reemplaza el Beobaster 2000. Mantiene algo de su estética (la gran rueda de sintonización) pero se adapta a la nueva línea iniciada por el Bombaster 1900.

Como continuación de la búsqueda de la sencillez de uso, tiene hasta tres tipos de funciones. Las más utilizadas y que están visibles, las secundarias debajo de la tapa de aluminio izquierda y los conectores, también ocultos.

Por la parte de uso destaca la innovación utilizada para las presintonías. Se incorporan unas ruedas mucho más sencillas de utilizar.

Y por la parte técnica, se construyó sobre un chasis modular, algo utilizado en prototipos y adoptado de la producción de ordenadores. Se utilizaban cables de interconexión, sustituyendo las soldaduras, aumentando la fiabilidad y por tanto la calidad.

EL Beomaster 1400 y el 1500 siguen la estética exterior de la familia Beomaster 3000, e incluso el Beomaster 4400 se puede considerar también parte de esta familia.

Familia Beomaster 1700: 1980-1982

  • Beomaster 1600 (1980)
  • Beomaster 1700 (1980-1982)

El Beomaster 1700 es el último modelo que no utiliza controles electrónicos en las principales funciones. Aun así, los diseñadores lograron que algunas operaciones funcionasen de forma diferente y con cierta distinción. 
 
Dos grandes bandas de goma gris, una a la izquierda y otra a la derecha controlaban, respectivamente, las funciones audio y de sintonización. 
 
Técnicamente es un modelo de transición con una extraña mezcla de ideas nuevas (en la parte de radio) y antiguas (en la parte de amplificación), quizá para probar cosas nuevas, como sucede en la parte de usabilidad. El rendimiento, en cualquier caso, era bueno, dentro de la gama “Audio" 
Beomaster 1700

¿Qué lo hace especial?

  • Aunque es un modelo de transición, destaca la prueba de las cintas de gomas que despierta la curiosidad de coleccionistas.  
Beolab 8000

¿Qué lo hace especial?
  • Técnicamente muy avanzado, es el receptor de más potencia jamás creado por B&O
  • Dependiendo del tamaño del salón y de nuestra capacidad de modestia, es un auténtico espectáculo estético.

Familia Beomaster 8000: 1981-1986

  • Beomaster 6000 (1981-1986)
  • Beomaster 8000 (1981-1983)

El Beomaster 8000 es el receptor más potente jamás producido por B&O (2 x 150 varios). También era el de mayor tamaño (y de los más caros), siendo el único que superaba en potencia al Beomaster 5000 de 1967. Incluía nuevos niveles de rendimiento y calidad, e introdujo una serie de funcionalidad que se mantuvieron en los siguientes modelos hasta que B&O dejo de realizar componentes Hi-Fi por separado.

El Beomaster 6000 era un poco más pequeño (y el elevado precio no lo era tanto como el 8000) y tuvo mucho éxito. Curiosamente, al cobrar el mando a distancia por separado, el conjunto volvía a ser muy caro y llegaba a hacer del 8000 “un modelo de precio razonable”. Cosas del marketing.

Incorporó un sintonizador digital de frecuencia para la radio, más avanzado de otros similares, porque bloqueaba las estaciones en su frecuencia “real” de transmisión.

El mando a distancia - por infrarrojos- también incorporaba una compleja tecnología para la época. Daba acceso fácil a todos los componentes, y por ejemplo permitía arrancar y manejar el reproductor de cintas (Beocord 8004) o el tocadiscos (Beograd 8002).

A pesar de su potencia y calidad, llegó a parecer antiguo y básico en algunas funcionalidades cuando apareció el nuevo Beomaster 5000 que comentaremos a continuación, mucho más integrado.

Familia Beomaster 5000: 1984-1994

  • Beomaster 5000 (1984-1986)
  • Beomaster 5500 (1987-1989)
  • Beomaster 6500 (1990-1991)
  • AV 7000 (1993-2000)
  • Beomaster 7000 (1992-1994)

El Beomaster 5000 (2x55 vatios) fue el último Beomaster construido. A partir de ese momento todos los modelos lanzados al mercado fueron variaciones de esta familia o de la familia 1900.

Como vimos antes, 10 años antes Jacob Jensen se negó a diseñar un modelo “al estilo japonés”. A mitad de los 80, viendo la demanda por un sistema de alta fidelidad que ocupase poco espacio, el diseñador optó por diseñar algo parecido… pero muy distinto:

Aprovechaba al máximo las ventajas de los sistemas apilables. Todos los componentes (incluido el Beomaster) eran de igual tamaño, dictado por el mayor aparato, el tocadiscos. Y como aspecto que lo hacía elegante, la altura era la menor posible (en el Beogram era poco más del ancho de la cinta). El tamaño ocasionó algunos problemas, que se solucionaron técnicamente, como la instalación de un ventilador de refrigeración muy silencioso y que sólo se activaba en casos muy contados..

Exteriormente, no se aprecian mandos o botones. ¡Sencillez total! Solo unas marcas a los lados de cada modulo que, en el caso del Beomaster 5000 apagaban el aparato o abrían el panel de control.

El diseño tenía como objetivo permitir la operación en múltiples habitaciones, evolucionando el desarrollo del Beocenter 7700 (algo raro, cuando los beocenters se desarrollaron a partir de los beomaster y no al revés)

Lo que lo hacía totalmente diferente era el panel de control. Aunque disponía de un mando pequeño, se diseño un gran mando de control, que permitía manejar todas las funcionalidades del sistema. Era bidireccional, e Incluía un display electrónico que mostraba toda la información posible. Como siempre, incluía botones para las funciones más habituales, y Incluso tenía una tapa en la parte inferior que permitía programar muchas otras funciones menos utilizadas. El panel de control, encima de la mesa del salón, sustituía visualmente a todo el sistema de sonido que se podía incluso ocultar.

Técnicamente había muchas novedades: La radio aportaba como innovación la posibilidad de fijar presintonías en cualquier banda. Las 9 presintonias podían ser de AM o FM, superando la tradicional "4 FM + 1 AM/FM” de la época. Ejemplos de la innovación que aprovechaba las capacidades tecnológicas de la época para facilitar la vida a usuario.

El microordenador del Beomaster 5000 aportaba por primer vez un programador sofisticado sobre cualquiera de los dispositivos que se conectasen al sistema (incluso futuras como el reproductor de compás disc).

El amplificador incorporó como avance el "Automatic Power Handling Control". Este circuito especial monitorizaba de forma constante el rango dinámico y la potencia de señor y bajaba el volumen si la combinación de estos parámetros ponía en riesgo a los altavoces. Un tipo de sobrecarga que se hizo común con el Compact Disc por las señales dinámicas que producían (aunque no podía suceder en el Beomaster 5000).

Beomaster 5000 fue un producto muy exitoso y un top-ventas. Con la llegada de otras innovaciones como el sistema Blink system se quedó obsoleto, aunque se actualizó con el Beomaster 5500.


¿Qué lo hace especial?
  • El paso hacia un sistema aplicable pero especial, elegante, sin botones.
  • El panel de control trasladaba toda la potencia de la cadena musical a este elegante dispositivo.
  • Lanzaba un versátil sistema multihabitación.
Beosystem 5000
Control Panel Beosystem 5000
Publicado en Blog Radio y etiquetado , , , , , , , , , , .

Un comentario

  1. Muy buen trabajo investigativo, buena recopilación de información de los varios modelos construidos por la famosa marca Danesa, soy un fanático de B&O de hecho tengo un beomaster 8000.
    Las bondades que ofrece la marca en su diseño y construcción son muy buenas a tal punto que en la actualidad la fidelidad de los equipos antiguos B&O no son superados por otras marcas en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *